Desatascando el 4×4, recursos básicos.

960

Written by:

Cuando realizamos viajes en coche fuera de carretera, ya sea overland, camper o simples rutas de fin de semana, la posibilidad de atascar el coche suele ser real.

Aunque hay decenas de trucos “de fortuna” es decir, improvisados, para intentar salir de un atasco, en este artículo vamos a hablar de procedimientos estándar que parten de un cierto equipamiento de seguridad o autorescate previo:

La Pala

Una buena pala es uno de los elementos imprescindibles para los viajes campo a través

Una simple pala, ya sea plegable, de jardinería, etc. es una de las herramientas básicas que nunca podemos olvidar cuando circulamos fuera de carretera.

En el mercado existen palas compactas de muy buena calidad, como puede ser la Bellota de mango de manera y hoja de hierro, o también palas más orientadas a temas de aventura o camping, plegables.

Independientemente de que pala elijamos esta, a nuestro juicio debe poseer varias características:

  1. Una hoja suficientemente fuerte para no doblarse cuando queremos escavar en suelo duro, o hacemos palanca para romper secciones de un suelo, un nevero, hielo, etc. De hecho esta característica es la clave de la calidad de cualquier pala.
  2. Un mango suficientemente largo, para no rompernos la espalda, o al menos conseguir acceder a los bajos del coche sin excesivo esfuerzo. Un mago muy corto, es mejor que nada, pero puede ser extremadamente incómodo y agotador desenterrar un coche con este tipo de palas.

Las planchas

Las planchas de desatasco son el complemento perfecto cuando se tratar de recuperar la tracción

Las planchas de desatasco , rescate, etc. son un clásico del 4×4 y el offroad en general. En la actualidad hay multitud de tipos de planchas, pero en general, las podemos dividir en dos tipos:

  1. Planchas de aluminio, son el modelo clásico, formado por una plancha de aluminio plegada y perforada. Como tal , son bastante rígidas, aunque no están libres de alabeos por el peso del coche. Este tipo de plancha, funciona muy bien en arena y barro, pero tienen peores prestaciones en nieve.
  2. Planchas de plástico, son la gran alternativa y revolución frente las clásicas de aluminio. Existen en esencia dos tipos: las flexibles y las rígidas. Pero en general, poseen mayores prestaciones de tracción que las clásicas de aluminio en multiples terrenos, con la diferencia, que las flexibles, no pueden ser usadas para crear “puentes”

El Hilift

El Hi-lift es una importante ayuda a la hora de «desempanzar» nuestro coche

Es la marca comercial de cómo se conoce al famoso “farm Jack” que podría ser traducido por “gato de granja” cuya invención se remonta en la USA de 1905.

Se trata de un sistema de elevación o tracción muy versátil que puede ser usado en diferentes aplicaciones, pero que en nuestro terreno se ha popularizado como herramienta de elevación de vehículos offroad o 4×4.

El Hilift es un sistema de elevación mecánico, con un caprichoso sistema mecánico de pasadores que van trepando por su pié, que debemos llevar siempre bien lubricado y protegido de arena, barro, etc. ya que el óxido, el hielo o suciedad en general suele obturar los muelles que sueltan dichos pasadores y nos puede jugar muy malas pasadas.

Para poder elevar un coche con un Hilift, habitualmente se necesitan unas taloneras que ubicadas en los flancos del coche, o defensas técnicas, pueden servir de punto de apoyo para elevar el coche. Sin embargo existen accesorios, como el lift-mate que sirven para elevar prácticamente cualquier vehículo desde la propia llanta. Sistema que nos limita en uso, a la hora de poder usar el Hilift para cambiar ruedas, pero es muy eficiente a la hora de levantar un coche en un atasco, ya que se evita que se descomprima toda la suspensión hasta que la rueda se eleve.

El Hiflit es una herramienta muy versátil pero relativamente peligrosa. NUNCA debemos meter ninguna parte del cuero, entre el mango y el pié del Hilift ya que si se sueltan los pasadores dicho mango, literalmente se dispara contra el pié. También debemos asentarlo correctamente, evitando que este se incline en exceso al subir el coche, o pueda desplazarse sobre el terreno

Técnica de desatasco básica con planchas y Hilift

Dentro del atasco en condiciones “normales” tenemos dos modalidades: con empanzamiento y sin empanzamiento, es decir, si el coche reposa con sus bajos sobre el barro, arena o nieve, y la fricción de este con estos elementos impiden el movimiento, frente a la simple pérdida de tracción por terreno excesivamente resbaladizo.

Cuando nos enfrentamos a una simple perdida de tracción, colocar las planchas en el eje delantero, y liberar en lo posible, facilitando el camino del eje trasero, puede ser suficiente para retomar la marcha.

Hay que mantenerse fuera de la trayectoria de las planchas, ya que si estas no toman adherencia con el suelo, pero si con el neumático, pueden salir disparadas, y para el caso de las planchas de aluminio, causar lesiones graves. Este es un fenómeno frecuente por ejemplo cuando trabajos en terreno helado, que las planchas pueden salir disparadas sobre el hielo.

Por la contra si tras intentar retomar la tracción enterramos el coche, con el consiguiente “empanzamiento” el problema se magnifica, pues a la falta de tracción se suma la resistencia del vehículo sobre el suelo. En este punto, desatascar un coche, incluso con un cabrestante o winch, o a “tirones” desde otro coche con la ayuda de una eslinga, puede ser muy complicado.

En este punto es cuando entra en juego el Hilift, que lo usaremos para elevar el vehículo y colocar las planchas bajo las ruedas, si solo hay un par, en el eje delantero. De esta forma las ruedas no vuelven al hueco ya que reposan sobre las planchas por tanto el coche queda elevado unos cms sobre su empanzamiento. En el eje trasero, a falta de planchas, debemos eliminar la máxima arena, nieve o barro de bajo el coche y abrir unas roderas, para que las ruedas traseras se abran camino sin ofrecer resistencia.

Si no disponemos del Hilift frente a un empanzamiento, hay que retirar la máxima arena, barro o nieve de los bajos del vehículo, abrir espacio en las ruedas e introducir las planchas, pero mientras el vehículo no se libere en sus bajos, será muy difícil retomar la marcha, aún con la tracción que pueden ofrecer las planchas.

Last modified: 15 febrero, 2019

Comments are closed.