Transporte de combustible para viajes de aventura y expedición

420

Written by:

Al igual que transportar agua, transportar combustible no esta exento de peculiaridades así como riesgos.

Aunque en los viajes que hacemos por regiones relativamente pobladas, es muy infrecuente el hecho de no encontrar una estación de servicio cerca, esto no siempre puede ser así en países más despoblados o incluso, aún existiendo estaciones de servicio, su visita nos puede obligar a desviarnos sensiblemente de nuestra ruta. Por eso, llevar algún combustible extra encima, sobretodo si viajamos en vehículos con un alto consumo como todoterrenos, es una práctica más o menos frecuente, ya que la “reserva” de estos vehículos en rutas con una alta demanda de potencia (barro, nieve, arena, etc) puede no durar demasiado.

De igual forma, como comentábamos anteriormente si usamos cocinas, o infiernillos, de gasolina, vamos a necesitar transportar ciertas cantidades de este combustible como reserva en nuestros viajes.

Bidones y “Jerrycanes”

El clásico jerrycan alemán de metal fue una de las grandes aportaciones de la industria bélica alemana al transporte de combustible el cual fue heredado y copiado sistemáticamente por todo el mundo. Así, como dio nombre a todo bidón destinado al transporte de combustible o agua cuya forma nos recuerda más o menos al clásico bidón alemán, siendo el término más adecuado en castellano el de bidón, garrafa o cuñete.

Sin embargo la industria de los plásticos ha permitido disponer de sofisticados diseños de bidones de plástico destinados al almacenamiento de combustible con total seguridad.

¿ Bidones de metal o bidones de plástico?

Esta es la eterna pregunta sin respuesta aparente. Hoy en día estadísticamente, quizás el bidón más usado sea el de plástico, sobretodo en náutica que es el sector que más habitualmente transporta combustible de reserva. Sin embargo, el famoso jerrycan alemán sigue siendo un habitual, en ciertas actividades como el 4×4 o expedición.

Existe mucha controversia sobre la posible formación de corrosión dentro de bidones metálicos causada por la aparición de condensaciones en su interior, mientras están vacíos o medio vacíos, así como la aparente fragilidad de los plásticos sobretodo frente a un incendio.

En un principio, los actuales bidones de plástico de buena calidad, son particularmente estancos a los gases, ignífugos y de una resistencia considerable. Mientras que los clásicos jerrycanes, aparecen en el mercado con calidades muy dispares, habitualmente están recubiertos de una pintura interior que los protege la corrosión, y suelen dar igualmente buenos resultados. Por lo que a nuestro juicio escoger uno u otro tipo de bidón va a estar en función de su ergonomía y no tanto en si es de plástico o metal, partiendo siempre de escoger el mejor producto posible.

Características de un bidón para combustible

A continuación vamos a detallar algunas características relevantes que tenemos en cuenta a la hora de decidirnos por el tipo de bidón:

a.- El diámetro de la boca. Aunque todos los bidones grandes tienen una boca con un diámetro adecuado, las botellas pequeñas usadas para almacenar combustible para hornillos o también muy usadas en viajes en moto, pueden tener bocas de diámetro inferior que dificulta su llenado con los grifos de los surtidores, siendo necesario usar embudos. Por eso, siempre que busquemos botellas, sobretodo para hornillos es mejor centrarnos en las botellas de boca ancha, para poderlas llenar fácilmente en un surtidor convencional.

Bidón de 1.5l para transporte de gasolina para motos o infiernillos

b.- El cierre. Quizás uno de los aspectos más críticos de un bidón es la calidad de su cierre, sobretodo no tanto para retener el combustible líquido sino para retener los gases que emanan de estos, y en particular si dicho combustible viaja con nosotros en el habitáculo. El cierre del jerrycan clásico, aunque una revolución en si mismo, tiene la ventaja que va unido al bidón y no se puede extraviar o ensuciar durante su manipulación, pero con frecuencia no constituye un cierre tan hermético como un buen cierre de rosca. Por la contra, los bidones de plástico y algunos metálicos clásicos tienen cierres de rosca que se presentan como más herméticos a los gases. Personalmente en nuestros bidones Rotopax y botellas Fuelfriend (de Hünersdorff) cada vez que los abrimos es escucha y se nota la presión en su interior, sin embargo el jerrycan alemán no, por lo que es evidente que el cierre no es lo suficientemente estanco y nos gusta ser prudentes en cuanto a transportarlo en el interior del habitáculo, más que por los derrames, los olores.

Cierre del clásico Jerrycan aleman unido al bidón

c.- La forma. Aunque el jerrycan alemán fue una revolución por su forma fácilmente transportable y apilable, hoy en día existen modelos como los conocidos Rotopax que pueden ser fácilmente acoplados en las bacas, remolques y hasta en el maletero ocupando un espacio muy mínimo. De igual forma, si vamos conservar los jerrycanes en la baca, es casi preferible usar el modelo de 10l que podemos distribuirlo de forma más uniforme a lo largo de esta que modelos de 20l que acaban por concentrar mucho peso en una zona muy concreta, así como se hace difícil de subir o bajar de la baca. Cada modelo de bidón, tiene sus ventajas o desventajas a la hora de transportarlo y acoplarlo

Diseño del característico bidón de combustible Rotopax

d.- La boca o cánula de vertido. Todo bidón necesita un accesorio en forma de cánula para poder llenar los depósitos de los vehículos ya que a diferencia de una moto u otros vehículos estos van engastados en la propia carrocería. Estas cánulas para el caso de los jerrycan se comercializan a parte, y en el caso de Rotopax se incluyen como parte del cierre del propio bidón. Dichas cánulas deben experimentar un buen ajuste, sino lo que acaba pasando es que presenten fugas durante el vertido. La mayoría de las buenas boquillas de vertido llevan conductos para conducir el aire a su interior y evitar el molesto burbujeo que ralentiza el vaciado.

Canula característica con conducto para la entrada de aire

e.- Los retenes. Todo bidón sea con el clásico cierre del jerrycan o tapón de rosca lleva un retén o goma que asegura el cierre hermético. Estos retenes se pueden perder, o dañar por envejecimiento y perder propiedades, a veces es fácil improvisarlos con un trozo de goma, pero en la mayoría de ocasiones es recomendable llevar algunos retenes de repuesto para evitar problemas de sellado.

Boca Jerrycan Aleman
Boca característica del jerrycan aleman con su retén, cierre y entrada de aire

¿Se puede transportar combustible en vehículos particulares?

Pues a pesar de las fuertes regulaciones que experimentamos en España en todo lo referente a vehículos, según la normativa europea del ADR (European Agreement concerning the International Carriage of Dangerous Goods by Road) en el apartado 1.1.3 de Exenciones y en concreto el 1.1.3.1a leemos que dicha normativa no será aplicable “a los transportes de mercancias peligrosas efectuados por particulares cuantas estas mercancias estén acondicionadas para la venta al por menor y destinadas a uso personal o doméstico o a actividades de ocio o deportivas a condición de que se tomen medidas para impedir cualquier fuga de contenido en condiciones normales de transporte.” en función de esto “la cantidad total no sobrepasará los 60 litros por recipiente y 240 litros por unidad de transporte”

Esta excepción a la normativa del ADR implica, que no sea requerido como tal el uso de garrafas homologadas como tal, aunque dicha homologación puede ser exigida en algunas gasolineras, el transporte particular de combustible no tiene que cumplir la ADR por tanto los recipientes tienen que ser suficientemente seguros pero sin homologación específica.

¿Qué es un recipiente homologado?

En Europa un recipiente homologado debe cumplir el punto 4.1.4.1 ”Instrucciones de embalaje relativas a la utilización de los envases y embalajes” del ADR, de forma resumida los típicos jerrycanes deben cumplir las normas:

  • Plástico: 3H1 y 3H2
  • Acero: 3A1 y 3A2
  • Aluminio: 3B1 y 3B2

Refiriéndose las denominaciones 1 y 2 a si la tapa es fija (acoplada al recipiente como el típico jerrycan alemán) o móvil (tapón de rosca).

Así por ejemplo en un jerrycan de acero podemos leer leyendas como:

UN 3A1 / Y / 100/ 19 / D / BAM6210-VP

Esto quiere decir que:

  • UN, cumple la homologación relativa a las Naciones Unidas es decir el ADR/GGVSEB
  • 3A1, donde nos dice que es un bidón (3) de acero (A) y tapa fija (1)
  • Y, es el grupo de embalaje II correspondiente a materiales de relleno poco peligrosos como la gasolina. Z sería el grupo III donde está el diésel, y X las mezclas de combustible
  • 100, es la prueba de presión en Kpa
  • 19, el año de fabricación es decir el 2019
  • D, el código del país de fabricación (Alemania)
  • Bam6210-VP, es el código del “Instituto Federal para la Investigación y el Ensayo de Materiales” (Alemania) donde 6210 es el código de registro y VP el del fabricante.

Junto a estos códigos pueden aparecer las siglas de otras instituciones compatibles con el diseño de dicho contenedor como puede ser la ya vista ADR, el RID (Reglamento Internacional sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril), IMDG (Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas es una publicación de la Organización Marítima Internacional), OACI (La Organización de Aviación Civil Internacional
) o la conocida IATA (La Asociación Internacional de Transporte Aéreo)

Evidentemente solo encontraremos estos marcajes en fabricantes Europeos, ya que por ejemplo los fabricantes de USA no tienen porque cumplir nuestra normativa.

En conclusión un bidón o jerrycan homologados son en cierta manera garantía de una calidad mínima aunque desde el punto de vista de particulares no estemos obligados a cumplir ciertas normativas.

Last modified: 1 julio, 2019

One Response to " Transporte de combustible para viajes de aventura y expedición "

  1. […] tenemos pensado repostar en gasolineras, es muy recomendable llevar botellas de boca ancha, donde el surtidor pueda ser introducido, y a ser posible de 1.5 litros, ya que en la mayoría de […]